CONSECUENCIAS DE VOTAR O NO EN LA ELECCIONES PRESIDENCIALES DE MÉXICO DEL 2 DE JULIO DE 2012. PDF Imprimir E-mail

 

 

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS.

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, C III.

SOCIOLOGÍA POLÍTICA.


DOCTORA MARÍA ISABEL PÉREZ ENRÍQUEZ.


Consecuencias de votar o no en la elecciones presidenciales de méxico del 2 de julio de 2012.


ISELA GUADALUPE TREJO TREJO.

JOSÉ LUIS PAREDES CORZO

 


SOCIOLOGÍA 5° “A”.

18 DE MAYO DE 2012.

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS CHIAPAS.

 



Introducción.

Existe una incertidumbre en la ciudadanía sobre las próximas elecciones presidenciales que se llevaran a cabo el 2 de julio de 2012. A lo largo de la historia las personas nos hemos percatado de la falta de cumplimiento sobre las diferentes propuestas y promesas que los candidatos ofertaron durante su campaña política y que hicieron caso omiso cuando llegaron al poder además de que ninguno propone un verdadero cambio en el modelo económico y en el sistema político de gobierno. Entonces nosotros como ciudadanos ¿Cómo debemos afrontar tal situación con respecto al voto?

Hoy en día existen diferentes grupos sociales independientes que buscan alternativas en la política mexicana tratando de dar soluciones a las diferentes problemáticas que la sociedad actual vive. Ante esta situación el gobierno ha tratado de extinguir las diferentes instituciones ya que tales instituciones plantean un mejor devenir de la sociedad en conjunto y no para unos cuantos, en contradicción a los intereses del gobierno.

 

1.1 La democracia en México.

Las práctica democrática en México, es muy superflua en la toma de decisiones políticas – económicas. Incluso, dentro de la ideología dominante, la sociedad no ha logrado a partir de mesas redondas, discusiones, rebeliones, etc., emanciparse de los intereses neoliberales por parte de una clase elite.

Dentro de las relaciones sociales, hace falta la soberanía tan mencionada por políticos de partidos políticos o dentro de los poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial). La soberanía tiene que construirse, a partir de dos conceptos básicos que nos dota Pablo Gonzales Casanova: “en busca de la conciencia colectiva es útil reparar en las rupturas del conocer – hacer”. (Gonzáles Casanova, Pablo, (2006), pp. 32).

Ese necesario, dentro de las nuevas formas de hacer política, conocidas como métodos alternativos, como por ejemplo; “La Otra Campaña”, y no dentro de lo hegemónico de la política, “donde emerge un nuevo modo de construir y hacer historia”(Gonzáles Casanova, Pablo, (2006), p. 3). Por lo tanto, en términos más sociológicos y científicos, es cuando “lo de cognoscitivo – activo quiere decir que es el punto desde el que se busca tanto conocer cómo actuar”. (Gonzáles Casanova, Pablo, (2006), p. 33). Existe una lucha constante entre la política de arriba, y lo político que proviene de abajo. Y es eso, precisamente lo que proviene de lo más marginado, que resultan ser las soluciones alternas en la política. Por ejemplo; el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), ha propuesto, mediante la construcción de una nueva “ley fundamental” (tal y como lo menciona Ferdinand Lasalle en ¿Qué es una constitución?), donde se creen elementos que favorezcan a la ciudadanía, para crear lo que se le conoce como; democracia. “Plebiscito, referéndum […] y revocación de mandato” (EZLN, (1996), p. 2). Son algunas de las propuestas por parte del EZLN. Y es que hoy en día, nos encontramos ante una crisis magnificente en todos los sentidos. Las instituciones han perdido credibilidad ante la ciudadanía; los partidos políticos no tienen el mismo poder de convencimiento, entre otros aspectos.

Además, tal y como Fidel Castro redacta en su discurso en Chile en 1973;

Estados Unidos aún controla numerosos gobiernos. […] A su tumba llevará la vergüenza de los crímenes que se cometieron contra el pueblo guatemalteco, cuyo gobierno popular destruyeron los yanquis, […] la invasión a Santo Domingo por las tropas de Estados Unidos, […] la infamia del ataque mercenario a Playa Girón, el aislamiento de Cuba, el bloqueo económico. (Castro, Fidel, (1988), p. 116)

Es claro, que existe no solo en México, sino en Latinoamérica, una amenaza monstruosa llamada; Estados Unidos de Norteamérica. Ha logrado manipular, cambiar o destruir cualquier gobierno que esté en contra de sus políticas económicas, y México no es la excepción.

Volviendo a lo democrático estrictamente, es todo aquello que proviene del pueblo, todas las características que dotan de poder y capacidad a la población civil. Pero solo al sector desorganizado y pobre, aquel que se encuentra en vulnerabilidad y en la ignorancia, es para ellos que se crea la democracia, porque solamente la clase proletaria conoce sus necesidades, además, tal y como cita Ferdinand Lasalle a verso aquel cuento de Virgilio: “Sic vos non bobis! ¡Tú, pueblo, los haces y los pagas, pero no para ti!”. (Lasalle, Ferdinand, (2009), p. 65). Y es que resulta absurdo, como una constitución favorezca solamente a unos cuantos (la clase elite), y a la gran mayoría quien sostiene al país económicamente se vea tan marginado y rechazado.

Solamente en “mayo de 2012, el INEGI reveló que existen sin empleo 37 de cada 100 profesionistas; cuando el pasado diciembre eran 33”. (H. Esquivel, Lindsay, 2012 14 de mayo, p. 14).

Así, la democracia resulta ser violada no solo en los aspectos políticos y sociales, sino en lo económico, y es justamente en lo económico donde la población se encuentra más vulnerable por no ser ellos quienes eligieron un modelo económico capitalista, estratificando las clases sociales con políticas de Estado que se encargaran de recalcar la desigualdad social.

En conclusión, son todos estos elementos enmarcados dentro de los procesos electorales, que hace de la democracia una mera demagogia de los discursos políticos neoliberales.

1.2 Influencia de los actores internos y externos en las elecciones.

Los procesos electorales en México suelen ser muy turbulentos y pretenciosos, es decir, en muchas ocasiones el grupo oligárquico maneja ciertas políticas internas que condenan la participación ciudadana o, en momentos críticos, manipulan resultados electorales.

Por ejemplo; en 1988 se habla de un fraude electoral en contra de Cuauhtémoc Cárdenas, donde Carlos Salinas de Gortari sale victorioso. Incluso, se menciona que hubo una falla en el sistema de conteo de votos y que por lo tanto, el grupo selecto (la clase elite), decide manipular los resultados, y en base a los aparatos ideológicos del Estado, en el especial el de los medios de comunicación masivos, lograron controlar a un gran número de la población y convencerlos de que fue un hecho histórico totalmente legitimo.

Incluso, en el 2006 ocurrió algo muy similar entre Felipe Calderón Hinojosa (FECAL) y Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Donde el candidato del Partido de la Revolución Demócrata (PRD) se vio envuelto en una serie de políticas internas como externas, al igual que su antecesor Cuauhtémoc Cárdenas, militante y candidato a la presidencia del 1988. Aunque en una ocasión fue el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y en el otro fue el Partido Acción Nacional (PAN), se buscaba que los modelos económicos y políticos siguieran persistiendo a favor de los intereses del sector privado nacional y transnacional.

Si bien, los partidos políticos, el sector empresarial (la burguesía), los tres poderes de la unión (el poder ejecutivo, legislativo y judicial) y al Estado Norteamericano.

Éste último, que practica políticas de expansión y colonización militar e ideológica, es el principal responsable de catalizar el statu quo en México. Es decir, es capaz de emplear todos los métodos legales e ilegales para conseguir prevalecer el mismo sistema neoliberal. Incluso, es tan barbarie su ideología, que ha logrado promover guerras fuera de su territorio político. Por ejemplo; Estados Unidos convoco a una guerra interna en México, en base a la presión de Estado para erradicar el narcotráfico. La llamada lucha contra el narcotráfico, por parte de FECAL, es uno de los métodos de control más efectivos, dando pasó a la intimidación y a la sumisión de ciertos grupos independientes, además de perder la facultad de poder exigir por parte de la población hacia el gobierno actual.

Estos actores internos y externos, dentro de la política – económica del país, intervienen en la toma de decisiones soberanas y demócratas, otorgando un Estado violento y con facultades de violar los derechos humanos y el mismo constituyente nacional. Por lo tanto, se necesita en base a nuevos métodos alternos y de políticas que se plantean en los grupos marginados a nivel micro, para buscar la autonomía política, económica, social y cultural.

1.3 Alternativas políticas: grupos y organizaciones autónomas en México.

Es fundamental, crear nuevas alternativas políticas y que cumplan con las necesidades económicas y sociales que urgentemente, necesitan ser tratadas con la mayor eficiencia y capacidad posible.

La democracia a nivel nacional ha ido perdiendo la teología como tal, y ha adquirido por los manejos corruptos, un carácter de demagogia en demasía. Solamente en las campañas políticas para gobernador en Chiapas, se ha destinado en base, a las autoridades electorales, el tope de gastos de campaña. Que van alrededor de 47 millones 236 mil 667 pesos.

Económicamente, Chiapas es una entidad federativa endeudada, esa fue una de las declaraciones de FECAL en sus famosas juntas, transmitidas a principios de año.

Pero México se encuentra sumamente endeudado a nivel internacional. Solamente el año pasado, “La deuda externa bruta del país asciende a más de 275 mil millones de dólares y registra un incremento de 60 por ciento durante este gobierno, informó el Banco de México.” (Zúñiga M., Juan Antonio, 2011 21 de diciembre, p. 21).

Lo económico, va de la mano de lo político. Y es que las circunstancias del país no surgen a partir de problemas socioculturales, o meramente teológicas. Es en la práctica económica con forme de van agregando las políticas internas para establecer ideológicamente, las circunstancias estratificación de un Estado.

Es por ello, que se convoca en universidades públicas, autónomas, mesas redondas, centros de discusiones, a los métodos de problematización del statu quo en la actualidad.

Es encontrar en base a los debates, al dialogo, a las políticas, a la observación empírica. El hecho de conocer – hacer. Ya que pertenecemos, a un Estado que está de más decirlo, no encuentra la solución a los mínimos problemas sociales.

La pobreza, el desempleo, el empleo mal pagado, la demagogia, la democracia sustantiva, los actos implícitamente legales e ilegales en contra de comunidades rurales, urbanas, indígenas, sindicatos, etc.

Vivimos por lo tanto, en una crisis que compete a todo individuo. Por lo tanto, la educación formal, informal y no formal, podrán ser elementos que conlleven una cierta noción de crear una nueva política, que provenga de izquierda y abajo; que no comencemos a rezar y a esperar en los milagros, como dice Josefina Vázquez Mota, que ella; “cree en que se puedan cumplir los milagros”. No se trata de esperar, sino de actuar, tal y como lo dijo Pablo Gonzales Casanova, conocer para poder hacer.

Es así, como tenemos que construir con las herramientas de investigación y de análisis, nuevas políticas que apliquen a la realidad, y no se queden en la mera teoría, y mucho menos, en el puro pensar.

Ya varios grupos comenzaron a crear nuevas alternativas, sin duda alguna, uno de los más representativos, es lo que ha venido trabajando de manera accidentada, pero sí con un propósito, el EZLN. Dando oportunidad a las comunidades indígenas, mujeres, hombres, niños y niñas, que tienen una conciencia ambiental, humana y cívica. Retomando viejos ideales, y adaptándolas a las necesidades contemporáneas.

Por lo tanto, nuestro trabajo ya no es hacer filas interminables (o casi vacías) para ir a votar este 02 de julio de 2012. Sino realmente, aplicar la democracia, la soberanía, la ética, la humanística y los distintos elementos que hacen del hombre, un ser político pero no por naturaleza, sino por la creación misma del hombre.

2.1 ¿Cómo enfrenta la población la problemática de las próximas elecciones?

Este es un problema de carácter histórico, el verdadero problema no son las elecciones presidenciales en sí, sino la gran corrupción que hay detrás de todo esto, empezando con los procesos electorales, los políticos y las personas que los rodean en busca del beneficio personal y no del beneficio de la sociedad como nos lo prometen en su discursos de campaña.

El verdadero problema es que las personas ya no creemos en los discursos de campañas, como señala Rodríguez Lazcano “El pueblo mexicano ha sido constantemente engañado por sus gobernantes, y lo que es peor, por hombres que llamándose sus caudillos, han sido los primeros en traicionarlo, una vez conseguida la victoria.”

Realmente la población mexicana no sabe que hacer ante este proceso, algunos ya no se interesan sobre este tema, para ellos es algo del que no tiene sentido hablar ya que el candidato electo hará lo mismo que sus antecesores, no cumplir con sus propuestas, ignorar por completo el bienestar de la población, ver por sus beneficios personales, endeudar más a la nación y por supuesto hacerse millonarios con todo el dinero que roban; otra parte de la población si está entusiasmada con las elecciones presidenciales porque están apoyando a cualquiera de los candidatos, porque son afines del partido político que apoyan, porque simpatizan con el candidato (a), por intereses personales, etc. Pero la gran mayoría nos preguntamos:

¿Qué va a pasar si gana el candidato del PRI? Si revisamos la historia, más de 70 años en el poder, a finales del gobierno del presidente José López Portillo, se resolvió estabilizar la banca comercial privada al tiempo que expropiaban 6 mil millones de dólares. Esto provocó dos sexenios de enorme devaluación. Durante el gobierno de López Portillo fue del 866% y durante el gobierno de su sucesor, Miguel de la Madrid, del 1443%.

Sin olvidarnos de los malos manejos y del robo sin escrúpulo del ex presidente Salinas de Gortari; como consecuencia la crisis económica de México de 1994 fue una crisis iniciada en México de repercusiones mundiales. Fue provocada por la falta de reservas internacionales, causando la devaluación del peso mexicano durante los primeros días de la presidencia de Ernesto Zedillo.

Por otro lado 12 años de estar en el poder el Partido Acción Nacional y su lucha contra el narcotráfico, ¿Qué lucha? Nosotros lo llamaríamos “guerra”, esto parece una película de terror donde el gobierno trata de acabar con los narcotraficantes matando a miles de inocentes (más de 70 mil muertes), pero en fin, es la lucha contra el narcotráfico.

¿Habría que considerar que el partido PRD no ha podido llegar al poder y darle una oportunidad? Muchas personas lo han pensado, 70 años de malos manejos que solo endeudaron al país, 12 años de guerra y muertes por la “lucha contra el narcotráfico” Es momento de cambio. Pero, en realidad ¿Habrá un verdadero cambio? ¿Quién nos garantiza que realmente habrá ese “cambio” tan mencionado?, la realidad es que las personas estamos muy decepcionadas de la política tan corrupta que existe en México, ya no creemos en nada de lo que dicen, ya no creemos en ningún candidato.

Sobre el candidato del Partido de la Nueva Alianza a pesar de que en primer debate político desde nuestro punto de vista fue el más coherente con su propuestas y sobre cómo desarrollo cada uno de los temas, no consideramos que sea un candidato muy “popular” para la población, la competencia más bien se dará entre los 3 candidatos antes mencionados.

2.2 Consecuencias sobre la toma de decisiones respecto a la omisión o no del voto.

Las elecciones no se celebran exclusivamente en sistemas políticos democráticos. También hay elecciones sin elección; por ejemplo hay sistemas autoritarios que, conscientes de su incapacidad de forjar legitimidad, se sienten tentados a recurrir a las elecciones, las cuales tienen un carácter plebiscitario y se desarrollan sin garantías de democracia que suprimen las violaciones sistemáticas, y generalmente virulentas, es decir, se elimina la corrupción.

La democracia, presupone la celebración de elecciones periódicas mediante el sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Todas estas características se consideran actualmente condiciones necesarias para la democracia y el incumplimiento de una sola de ellas nos remite a un sufragio no democrático, que puede ser restringido, no libre, desigual, indirecto o público.

Entonces, se usa el voto para que los electores elijan a los miembros del gobierno u otros cargos públicos y representantes. Cada país establece sus propias normas y mecanismos sobre la forma en que se efectuarán las distintas elecciones; sin olvidarnos de que el voto es una condición necesaria aunque no suficiente para que un sistema político sea democrático.

Enfaticemos más en la consecuencias de votar; primero que nada hay que informarnos de las propuestas que cada candidato hace, analizarlas, investigar sobre la vida y trayectoria de los mismos para tener así una idea general de que le puede esperar al país si elegimos a cualquiera de ellos; eso nos permitirá saber con mejor claridad quien conviene como presidente de México para otorgarle el voto, teniendo en cuenta que todos los votos correctamente emitidos son válidos, indistintamente de a quién se lo adjudiquen. Siempre que haya más de dos candidatos, cualquier voto para cualquiera de ellos es útil para evitar que el candidato indeseable gane.

Ahora, ¿Qué pasa si la persona por la que vote es la ganadora? Lo primero, las personas siente una gran felicidad y satisfacción porque creen que su candidato gano por ser el mejor, sin analizar realmente lo que paso, ahora solo hay que esperar a que el Señor Presidente de la Republica cumpla con lo prometido, pero ¿lo han hecho? Por supuesto que no, el problema es que nos damos cuenta antes de que el sexenio de su gobierno termine, mas de lo mismo, por eso las personas cada vez votamos menos por la ineptitud de los gobernantes en turno.

¿Qué pasa entonces si mi candidato favorito no fue el ganador? Evidentemente un desilusión y tristeza porque también estábamos seguros que él era el mejor, que él si sabría como sacar adelante al país, que veríamos un verdadero progreso, que realmente habría un cambio, pero pues eso ya no podrá suceder porque “nuestro” candidato no fue el ganador, aquí la única observación es, en verdad ¿Todo eso iba a ser por el país? Siendo así, pues evidentemente es una lástima que no pudo llegar al poder, pero tampoco es cierto! Nadie nos garantiza que realmente eso iba a ser, son solo discursos políticos de campaña.

Ante esto nos damos cuenta de que muchas personas votan por aquellos candidatos o partidos que es probable que resulten ganadores (o que son proclamados como tales por los medios de comunicación), esperando estar en el 'lado ganador' al final. Otras personas usan el “efecto de la moda”, votar por el candidato de mi familia, amigos, religión, es decir, votar por el candidato que los aparatos ideológicos me indiquen. Mientras que para otros los procesos electorales simplemente no son de su interés y les da igual votar o no.

Con respecto a las consecuencias de no votar, si no votas no pasa nada a simple vista. No te presentas y no le das tu voto a “nadie”, pero en la mayoría de las veces eso no pasa, tristemente México es un país muy corrupto y no te puedes dar el “lujo” de no presentarte porque algún funcionario de casilla puede tomar la boleta y tacharla por el candidato que más le convenga.

Si has decidido no votar, la otra propuesta es que te presentes y anules tu voto tachando a todos para que nadie use tu voto a favor de nadie.

Pero el verdadero problema es que si no voto estoy dejando que los demás decidan por mí, eligiendo al candidato equivocado, esto no ayuda a hacer el cambio que realmente queremos, más bien ahoga nuestras peticiones, necesidades, soberanía que el pueblo anhela, más bien, lo que se requiere es un cambio y no nos referimos a un levantamiento armado, sino de ideología, una revolución sobre una nueva forma de hacer política, y la forma es que la gente intervenga, que tenga una participación social.

La participación ciudadana en la vida política es muy importante. El sistema democrático se sustenta en el principio de que el poder reside en el pueblo. Por ello es necesario que éste haga oír su voz a través de los distintos mecanismos de los que dispone. Sin duda, el voto es la forma más generalizada de participación política.

2.3 Factores que pueden influir en la decisión u omisión del voto.

La decisión en un proceso racional que lleva consigo un estudio de ventajas e inconvenientes, tiene como fin conseguir una elección óptima, es decir, la que reporte mayores beneficios.

Pero ante las diferentes decisiones siempre habrá factores influyentes en ello, podemos mencionar a los factores externos:

· La influencias de otros países, para el caso especifico de México, la influencia de los Estados Unidos de Norteamérica, un país desarrollo que mantiene relaciones con México no solamente por ser vecinos, si porque conviene sus propios intereses, siento México el país explotado.

· La llegada de Joe Biden, vicepresidente de los Estados Unidos de Norteamérica para reunirse con los tres candidatos y escuchar sus propuestas, al igual que el Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien mostro una gran simpatía con la candidata del PAN en el momento de la fotografía de recuerdo y abrazando fuertemente, como recalcando que es FECAL quien tiene el poder, ambos del mismo partido político, Partido Acción Nacional.

En relación a los factores internos, por mencionar algunos:

· Los medios de comunicación, la televisión y la radio, mostrando en sus comerciales de propaganda con mayor insistencia al candidato por el PRI, Enrique Peña Nieto, se supone que la difusión de los diferentes partidos deben ser equitativo, pero de equitativo no tienen nada, las televisoras pasan (por poner un ejemplo) 6 propagandas del candidato del PRI, 4 de la candidata del PAN, 2 del candidato del PRD Y 1 del candidato del partido por la Nueva Alianza. Evidenciando así que las televisoras, pero principalmente Televisa apoya incondicionalmente al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Conclusión.

México es un país en teoría demócrata, pero en realidad, es el resultado de una democracia ineficiente y corrupta, llegando al grado de crear una oligarquía nacional; en donde el poder central del Estado, se localiza en una pequeña parte de la población, que se encarga de controlar y manipular al Estado y a la gran cantidad proletarizada (el grupo de mayor tamaño), siendo el bienestar y progreso los principales objetivos del grupo elite.

No basta con ejercer el voto en los procesos electorales, es necesario exigir condiciones de usufructuó para el bien común, y no para el tan mencionado grupo oligárquico, tomando en cuenta que la democracia no es solo ir a votar el 02 de julio de 2012, es más que eso, es ejercer la soberanía del pueblo tomando en cuenta las opiniones y necesidades de las mismas.

Tal y como lo plantea Juan Jacobo Rousseau; “los gobernantes solamente son servidores públicos”, que tienen que acatarse al sistema democrático del Estado; como consecuencia de la falta de personas capaces de comprender la realidad y las necesidades de la sociedad a lo largo de la historia.

Por tanto, es fundamental que las personas tomemos conciencia de los manejos erróneos sobre las políticas públicas que el gobierno a empleado para el desarrollo del país (que se queda en la mera demagogia), proponiendo una nueva reforma sobre el manejo del país en el sector económicos, social, cultural y político para el eficiente progreso del país.

PROPUESTAS.

1. Dentro del sistema demócrata, elegir a las personas más eficientes para ejercer los cargos de los Poderes Ejecutivos y Legislativos.

2. Exigir una verdadera democracia, donde el pueblo tome las decisiones y no una minoría.

3. Cambiar el sistema educativo, haciendo una nueva reforma, teniendo como principal objetivo impulsar la educación política, siendo sus principales elementos la ética, los valores y la honestidad.

4. Cambiar el sistema socio- económico con el objetivo de tener una sociedad más equitativa e igualitaria.

5. La creación de un referéndum o un plebiscito.

6. Destituir al presidente, su gabinete, diputado o senadores en turno en caso de que no estén atendiendo las necesidades de la población y/o violando las leyes y normas que el Estado promueve.

7. Prohibir la intromisión de la política norteamericana y grupos ajenos privados a la economía mexicana nacionalizadora, dentro de las políticas del Estado.

8. Organizarnos como grupos sociales independientes para proponer reformas en el sistema político- económico y en la toma de decisiones.

9. Autonomía a nivel macro para la no dependencia de países desarrollados; a nivel micro ara que cada Estado, Ciudad, Municipio o cualquier otro grupo social se independiente (autónomo), sin desprenderse por completo de las relaciones del Estado para obtener un bienestar social.

Datos bibliográficos.

EZLN. (1996). Democracia sustantiva, democracia social. 1° Ed. Pp. 1 – 16. México, Chiapas, Ediciones del Frente Zapatista de Liberación Nacional.

Gonzáles Casanova, Pablo (2006). El Zapatismo y el problema de lo nuevo en la historia. Pp. 31 – 40. México. Contrahistorias.

Rodríguez Lazcano, Sergio. (2010). La crisis del poder y nosotr@s. pp. 60 – 81. México, D.F., Ediciones Rebeldía.

Lasalle, Ferdinand (2009). ¿Qué es una constitución? Pp. 6 – 154. México D.F., Grupo Editorial Tomo, S. A. de C. V.

Castro Fidel. (1988). Hoy somos un pueblo entero. Decimoprimera edición. Pp. 3 – 176. México, D.F. Siglo XXI editores, S. A. de C. V.

H. Esquivel, Lindsay (2012, 14 de mayo). Sin empleo, 37 de cada 100 profesionistas; el pasado diciembre eran 33, revela INEGI. La Crónica, pp. 14 Negocios.

Zúñiga M., Juan Antonio (2011, 21 de diciembre). La deuda externa bruta aumentó 60% en este sexenio. La Jornada, p. 21 Economía.

Peña, Blanca. (2003). ¿Igualdad o diferencia? Pp. 1556-157. México, D.F., México: plaza y Valdez.