Heber Matus II PDF Imprimir E-mail

La Traída de la Niluyarilo : la flor divina.


Tradición de los Mankeme hoy Chiapa, Chiapas. México
Soc. Heber Matus Escarpulli
PROLOGO

2º Seminario de Historiografía
“Repensar la conquista”
23 y 24 de Noviembre de 2005
Universidad Veracruzana, Facultad de Historia
Xalapa, Veracruz

La naturaleza es una maravilla que se ha formado a través de millones de años, cuando afloraron de los océanos, en plena actividad volcánica, las grandes montañas, que formaron y conformaron los nudos de sierras, serranías, que al paso del tiempo se llenaron de vegetación, de árboles, de bosques, de selvas, de lluvia, de tormentas, de arroyos, de ríos, de lagos, lagunas, de aires, de vientos, de movimientos de tierra, de sismos que son su gran fuerza abrían, desencajaban al gran cañón para darle movimiento a las aguas acumuladas que buscaban como llegar al mar, esta puede ser la primitiva historia de lo que hoy conocemos como Chiapa.

En 1524, en lo que hoy es el estado de Chiapas, fue invadido por una turba de españoles que su único objetivo era robar, matar, violar y el primer pueblo que los enfrenta y lucha contra ellos, fueron los Mankeme (descendientes de los Toltecas) los Chiapa, así llamados por los Tlaxcaltecas que acompañaban al invasor, esta lucha fue cruenta y sanguinaria contra de un pueblo que prefirió tirarse a las profundidades del Cañón del Sumidero, a vivir esclavizado por esos bárbaros invasores, hemos resistido casi 500 años y he aquí las consecuencias, miles de nuestros antepasados fueron asesinados unos en las batallas contra el invasor, miles asesinados en la crueldad del trabajo esclavo, miles por las epidemias traídas por ellos y desde la colonia discriminados, ofendidos y despreciados, éramos Chiapa de los Indios, es decir, de los miserables, servimos para enriquecerlos y como carne de cañón en sus guerras, hemos sido difamados por todos los inventores de la historia, desde el fantasioso Bernal Díaz del Castillo hasta los modernos repetidores de esas mentiras y difamaciones, hemos dejado de hablar nuestro idioma, ¿Quién quería seguir siendo Chiapa?. Nuestros padres y abuelos ya no quisieron enseñarnos nuestro idioma, porque querían que no sufriéramos como ellos, por ser indios.

Hasta hoy en día quieren que no conozcamos nuestro pasado, que nuestra historia quede oculta, pero a pesar de esto, hemos resistido, la discriminación es aún real por eso ya no queremos que nos llamen indios, nos da vergüenza usar nuestros apellidos auténticos, no queremos serlo, pero aun dentro de nosotros esta vivo nuestro ser indio, conservamos algo de nuestras costumbres, de nuestras tradiciones, nos encontramos en el tramo de que podemos disipar las confusiones que nos metieron los frailes católicos y ahora, los protestantes avanzan, haciéndonos odiar a todo lo nuestro, la educación tiene muy poco de la cultura nuestra, la televisión y el cine son extranjeros y nos hacen que imitemos costumbres extrañas, nos han hecho un pueblo extraño en nuestra propia tierra. Es pues necesario poner un hasta aquí a todo eso y continuemos la titánica labor de repensar y recuperar nuestra cultura, nuestra identidad, antes de nos trague el imperio, pero de donde viene todo esto.

Estos actos de invasión son los que conforman, desde ese entonces, la injusta estructura económica-social del estado, toda la tierra pasa a ser posesión de los invasores, así como el producto de ella, las comunidades son destrozadas a sangre y fuego, y se hacen las primeras concentraciones y se persiguen con bastante brutalidad a sus guías y hombres de conocimiento, prohibiéndoles con violencia que sigan haciendo sus ceremonias, sus danzas, música y fiestas.

Porque el invasor y sus descendientes nos han enseñado a punta de golpes y de limosnas, que el conocimiento de nuestros antepasados son puras supersticiones, que hay que erradicarlos, no dejando nada en nuestros corazones, que vistamos ropas como ellos, porque es lo más decoroso, que la educación sea la de ellos, que la historia sea la que ellos inventaron y dicen que es nuestra historia, que un idioma tan grosero y atrasado como el castellano, ahora llamado español, sea el único idioma que podamos aprender y hablar, reduciéndonos una vez más hacia su incultura, que las casas que habitamos sea la copia de la de ellos, aunque no tengan nada que ver con el clima, con la geología, o con las necesidades de nuestra manera de hacer y comprender la vida.

Es necesario recuperar la ciencia y la técnica de nuestros antepasados, volverla a reunir, está en pedazos, cada pueblo o nación india, cada gente o anciano de conocimiento guarda algo de esta ciencia y técnica, desde la pequeña explicación cotidiana hasta la visión completa del universo, desde la técnica sencilla de la siembra hasta el manejo de los 13 calendarios, desde la formación de los soles, las etapas en que en ellas se vivieron, hasta los linajes y naciones actuales, todo eso tiene que ser rescatado, para que nuestro conocimiento vuelva a resurgir, que esto sea lo que nuestros hijos aprendan, pero hay otra cuestión importante para que pueda ser posible este resurgimiento, avanzar hacia la antigua organización social, es decir, a las comunidades, porque en estas comunidades estaba el resultado de miles de años de desarrollo y convivencia, es por esto que su organización basada en nuestra ciencia y en la comunidad se veían sus avances, quienes dirigían a esas comunidades, eran los hombres y mujeres de conocimiento formando la organización social mas avanzada hasta hoy en día. aquellos que en su largo y difícil camino lleno de obstáculos llegaban a comprender la ciencia y manejar las técnicas y conocer el arte y todo esto, puesto al servicio de su gente de sus pueblos y de sus naciones, organización social que evitaba el enriquecimiento de sus miembros individuales, pero que si compartía las riquezas a todo el pueblo, ahí sobre esta base económica nacía la sociedad comunitaria, pero que no tiene nada que ver con las democracias caóticas e imaginarias de las naciones occidentales y cristianas, que hoy en día nos tratan de imponer a chaleco, diciéndonos que es lo máximo que ha alcanzado la civilización, que así le llaman a su barbarie tecnificada, terrorista y asesina y que no tiene que ver con la comunidad india, no la inventaron los extranjeros, pues gracias a esta sociedad tuvimos y aun tenemos, aunque desperdigada, la ciencia más avanzada, la tecnología más adecuada a la vida, no es por casualidad que tengamos un calendario más exacto de todos los tiempos, ni que tengamos la mejor medicina, aunque esta medicina sea perseguida en nuestras ciudades y pueblos por los intolerantes médicos alópatas, catequistas y protestantes.

Lo que para ellos históricamente fue la llamada evangelización en la realidad no fue más que el embrutecimiento místico, la dominación corporal y la explotación sin medida y al mismo tiempo el intento de desaparecer todo vestigio de nuestra cultura, y dentro de esto la intransigencia hacia todas las ceremonias y además el uso de la difamación y la mentira como otra forma de intolerancia por lo que nuestros antepasados tuvieron y tienen que esconder sus ceremonias y sus danzas detrás de sus ídolos católicos, de ahí viene la confusión de los que investigan esta problemática, ya que ésta no es un lucha entre religiones (católicas, protestantes, etc.), lo que se ha dado y se da hoy en día es una lucha a muerte entre nuestra cultura, nuestro conocimiento profundamente científico, que no corresponde al del llamado mundo occidental, y las religiones y culturas que imponen un modo de vida y de pensamiento que no es nuestro.

Una muestra de nuestro antiguo saber, es que cuando la serpiente cósmica diera la vuelta y se mordiera la cola, esta sería la señal del regreso de nuestro conocimiento, del regreso de Quetzalcoatl.

¿Qué es Quetzalcoatl? Es la energía primera que encontramos en la formación del universo, se encuentra como viento en los inicios del sistema solar, es el que despierta al abuelo fuego para que empiece su conformación, después es la energía de nuestro padre sol que fecunda a la madre tierra, es el agua que la hace fértil, es la energía que en diferentes grados y formas se convierte en planetas, en plantas, en animales, en seres humanos, es todo lo físico, es el principio de todo lo vivo, es la primigenia energía de la vida.

Originador del quinto sol y de la nueva humanidad. Que desarrolla la agricultura, los calendarios, las ciencias de todo pensamiento y acción, de las artes; de la música, de la danza, de los cantos, es el pensamiento hermoso, es todo aquello que ha significado conocimiento y bienestar para nuestros pueblos.

También es Quetzalcoatl aquel que puede llegar a tener el conocimiento profundo de esta energía, es decir, de todo el conocimiento de la naturaleza y del cosmos.

Este conocimiento permitió y permitirá desarrollar una sociedad con una organización interna basada en el trabajo, en el conocimiento y en el amor. Hoy en día nuestra tarea es sentar las bases para un verdadero resurgimiento de nuestros pueblos, basados en las comunidades, en la ciencia y técnica de nuestros antepasados, rehacer nuestra historia en toda su crudeza y crueldad.

La reflexión esta en torno a que debemos quitarnos todas esas metodologías y esquemas que nos han metido esas historias y religiones que no son nuestras y que fueron y son impuestas por el invasor.

Hoy al recibir a los hermanos zapatistas en Napiniaka, hoy Chiapa de Corzo que es su nombre original y que es también el nombre del barrio que es el mas antiguo y que por nombre oficial lleva el del gran héroe Emiliano Zapata, aquí los recibimos con fiesta a unos días de empezar nuestra gran fiesta donde sale una de las grandes tradiciones el Nbarenyjico , danza dedicada al padre Sol donde aflora nuestro ser mankeme, y ay para terminar queremos decirles que de acuerdo a nuestras historias aquí en esta región tolteca empezó la vida, aquí comenzó la humanidad de aquí salieron todos los pueblos a poblar al mundo, lo tenemos en la historia del maíz, cada uno con su color y aquí acordaron que al final del quinto sol regresarían para poder comenzar juntos el sexto sol, el sol de la armonía, muchos de estos pueblos perdieron este conocimiento y el regreso se ha hecho de manera inconciente y dramática para nosotros, los que aquí quedamos y no perdimos este conocimiento, Por lo cual la historia tomo otro rumbo y tenemos una historia que aun no termina.

Aquí con los Mankemes en lo que ahora es Chiapa, empezó la terrible historia de la invasión, por eso hoy queremos estar concientes de que tenemos que rehacer la historia para entender que fue lo que pasó y por lo tanto que esta pasando y que es lo que queremos que pase. Estamos concientes de que ahora aquí con nosotros es el comienzo de esta nueva historia que con el empeño de todos nosotros dará por terminada, por fin, la era, ya larga, de la explotación de la miseria y del racismo, de regresar al futuro de nuestra organización social y de nuestros conocimientos, que juntos todos los pueblos y naciones de Amerisque (América ) a entrar al nuevo sol. caminemos juntos, con la sexta Declaración de la selva lacandona, pues este es nuestro camino y nuestra meta.

Investigación Heber Matus Escarpulli
Casa Museo Ángel Albino Corzo y Centro de Investigación de la Reforma y Guerras de Intervención Chiapas-Oaxaca-Tabasco
Chiapa de Corzo, Chiapas
Tel. (961) 616-06-41
Correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla