Soberania alimentaria y autogestión PDF Imprimir E-mail

Universidad Autónoma de Chiapas

Facultad de Ciencias Sociales

Campus III

Academia de Sociología

Taller 1

Autonomía, autogestión, pluriculturalidad y antropología del nosotros(as)

Equipo:

Edaly Ballinas Ramírez

Mónica Montserrat Villatoro Rivera.
Originarias de Comitán.

San Cristóbal de las Casas a 11 de mayo de 2005

Introducción

En este análisis, abordaremos la soberanía, debido a nuestro interés de cómo viven nuestros pueblos autónomos, siendo estos mismos quienes conforman su organización ante el control, represión, discriminación, desigualdad, para enfrentarlos poniendo resistencia ante el poder gubernamental.

Consideramos que cualquier individuo tiene derecho a la soberanía alimentaría por lo que debe ser respetada la libre decisión de qué produce, cómo lo produce, qué consume y a dónde destina su producción. La soberanía alimentaría contempla además el derecho a una mejor calidad y oportunidades de vida.

Objetivo general

El objetivo de este ensayo es reflejar la experiencia que tuvimos en el taller II sobre “Autonomía, autogestión, pluriculturalidad, política y antropología de nosotros (as)”. En cuestión a la soberanía alimentaría reflexionamos y tratamos de poner en practica el intento de construir la autogestión. Revisamos planteamientos teóricos, y nos planteamos objetivos a corto y a mediano plazo, pensando también, a largo plazo, cómo podemos impulsar la soberanía alimentaría a través de un proceso colectivo-autogestivo del cual formamos parte.

Objetivo especifico

Destacar la importancia de la soberanía alimentaría, porque rescatamos usos y costumbres colectivas de los pueblos indígenas, que han sido olvidados en la actualidad. Esta reflexión la hicimos a la vez que impulsamos la construcción del Modulo de hongos comestibles “pleurotus”. Como un objetivo específico nos planteamos alcanzar la colectividad e intentamos hacernos conscientes de la pluriculturalidad en la convivencia delgrupo.

Soberanía alimentaría

Soberanía alimentaría es el derecho de los campesinos de producir alimentos y el derecho de los consumidores a poder decidir lo que quieren consumir, cómo y quién se los produce.

La globalización económica de la última década ha llevado a los diferentes gobiernos de los países en vías en desarrollo a aplicar el neoliberalismo como la única opción política para mejorar sus economías. Los mayores beneficiados de la globalización han sido las grandes empresas transnacionales, que apoyándose en los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC)ha logrado penetrar y controlar con mucha facilidad las economías de los países en vías de desarrollo.

Las repercusiones de mayor impacto se han producido en el sector rural. La política alimentaría se ha dirigido a la importación de alimentos teniendo efectos directos no sólo en la seguridad alimentaría, sino también en nuestra propia soberanía alimentaría.

El impacto que tienen estas acciones son:

  • la feminización de la pobreza, porque son las mujeres quienes de primera instancia tienen que resolver el problema de la subsistencia cotidiana de sus familias.
  • la migración del campo a las ciudades de grandes grupos sociales, intensificándose además la migración internacional de enormes contingentes de mano de obra barata a diferentes puntos de Estados Unidos.
  • La liberalización del comercio y sus políticas económicas de ajuste estructural han globalizado el hambre y la pobreza en el mundo y están destruyendo la capacidad productiva local y las sociedades rurales.

Este sistema económico amenaza tanto a la naturaleza como al ser humano, con el único fin de generar ganancias para unas cuantas personas dueños de transnacionales. A los campesinos y pequeños productores se les niega el acceso y control de la tierra, el agua, las semillas y los recursos naturales.

Las políticas neoliberales destruyen la soberanía alimentaría. Para estas políticas, es primordial el comercio internacional, y no la alimentación de los pueblos. No han contribuido en absoluto con la desaparición del hambre en el mundo, al contrario, han incrementado la dependencia de los pueblos de las importaciones agrícolas, y han reforzado la industrialización de la agricultura, peligrando así el patrimonio genético, cultural y medio ambiente del planeta, así como nuestra salud. Han empujado a centenas de millones de campesinos(as) a abandonar sus prácticas agrícolas tradicionales induciéndolos a la migración.

la soberanía alimentaría es el derecho de cada individuo de una sociedad tiene para mantener y desarrollar su propia capacidad de producir los alimentos básicos condiversidad productiva y cultural creando un comercio interno en su comunidad.

Soberanía quiere decir que el Estado nacional se da sus propias leyes y es soberano en el sentido de que no obedece leyes dictadas por otro Estado nacional. Aunque los pueblos indígenas no están planteando en modo alguno soberanía,la soberanía alimentaria puede estar acorde con la autonomía.

El campo quiere decir vida rural, formas de cultura, religiones, idiosincrasias colectivas y personales que constituyen una visión completa de ver el mundo, el país, la familia, el amor, la muerte. Es más que una fábrica de alimentos y materias primas para la industria.

Los campesinos no sólo cosechan maíz, fríjol, chile o café, también producen seguridad y soberanía alimentaría, generan materias primas al tiempo que empleos; constituyen un sector de la producción económica pero igualmente un sector reproductor de cultura, de identidad, de solidaridades.

El maíz es la rama de la actividad económica de la que depende primordialmente nuestra soberanía laboral y alimentaría: la producción que más empleo e ingreso genera en el estado de Chiapas; sustenta la economía campesina tradicional conformada por la milpa, la huerta y el traspatio.

La milpa y la huerta, bien manejadas, preservan una parte sustantiva de nuestra biodiversidad silvestre y domesticada, reproduciendo cientos de variedades de plantas que el estado le ha entregado al paísy sustenta tanto nuestra identidad cultural como nuestra diversidad culinaria

Lo que ocurre con la semilla del maíz se inscribe en el proyecto de la globalización al despojar a los pueblos de su identidad y de su historia, lo que va de la mano con la imposición de un proceso agroindustrial protagonizado por los productores de las semillas transgénicas para hacer a los países en desarrollo, dependientes de las semillas y los abonos químicos que grandes consorcios comercializan.

Con las últimas masivas movilizaciones que el EZLN ha encausado, se incorporó a los sentimientos de la nación un nuevo apotegma: “la salvación del campo es la salvación de México”. Y en este contexto, sentaron al gobierno a negociar una agenda campesina que al poner en cuestión el destino del agro, implícitamente pone a debate un nuevo proyecto de nación.

Una economía solidaria y bien organizada debe contemplar la soberanía y la seguridad alimentaría, el empleo, la salud, la diversificación productiva, la articulación económica local, la apertura de mercados regionales.

Para que comencemos a hacer conciencia de la soberanía alimentaría podemos partir del ejercicio individual del consumidor de compra y la paulatina conformación de una cultura de consumo responsable nos llevará a contribuir con la protección del ambiente y la mejora de las condiciones de vida laborales de la comunidad en donde se pretende hacer este proceso autogestivo.

Conclusiones

La realidad de todos lo tiempos es que siempre vamos a convivir con aspectos positivos y negativos en la situación económica y social, en la situación actual depende mucho de nosotros mover la balanza, cambiar la situación en la que vivimosy aunque le han puesto otros nombres, que nosotros podamos incidir en las cosas buenas. Por eso es importante el trabajo colectivo como el que se planteó el semestre pasado, dando continuidad en este semestre en el Taller II “Autonomía, autogestión, pluriculturalidad, y antropología de nosotros (as)”.

Una alternativa que proponemos es que seamos personas de conciencia, que impulsemos acciones de manera colectiva en forma orgánica y con medios de producción que nos permitan construir autogestión. El ejemplo en la producción de hongos comestibles, nos ha hecho vivir y entender las dificultades de los países en desarrollo, para mantener su soberanía alimentaria. La construcción de autonomía es una opción que llevan adelante los Municipios Autónomos, en el rescate de su soberanía alimentaria.

Se busca una soberanía alimentaría parauna buena alimentación, defensa y conservación de recursos naturales, a favor de cada uno de nosotros porque conservando la flora y fauna del estado y del país, todos nos beneficiamos al tener materias primas, aprovechadas por los pueblos, una alimentación sana, salud y una cultura con muchas alternativas para la subsistencia.

Se puede mantener este proyecto con el intercambio de experiencias, logrando la pluriculturalidad entre los miembros del colectivo para así lograr mejores resultados y el aprendizaje mutuo.

Podemos valorizar un modelo de sociedad que tenga como centro cosas diferentes: que trate que el centro de sus relaciones sean las personas; ya se dijo que el destino de la humanidad esta ligado al de la naturaleza no le importa cómo;si son las personas el centro de las relaciones humanas, se pueden dar relaciones más justas en la autogestión; a la vez, se pueden dar productos más buenos, de mejor calidad.

Bibliografía

Villoro,Luis. Los grandes momentos delindigenismo en México,

México CIESAS 1987/

Segunda serie

CIEPAC-COMPA ¡Otro mundo es posible!

Ver caso de la empresa Monsanto.