C. A. Autogestión PDF Imprimir E-mail

TALLER “AUTONOMÍA, AUTOGESTIÓN,PLURICULTURALIDAD Y ANTROPOLOGÍA DEL NOSOTROS(AS)”

Dra. Ma. Isabel Pérez Enríquez
Maestro Baltasar Ramos Martínez

A diez años del levantamiento armado de los pueblos indígenas de Chiapas, organizados en el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nos percatamos de que ha habido múltiples demandas de los excluidos que se instrumentaron en el proceso de di´’alogo entre esa organización político-militar y el Gobierno Federal, arribando a Los Acuerdos de San Andrés.

Los Acuerdos de San Andrés marcan un parteaguas en la problemática de la relación del Estado y los pueblos indígenas de México. Después del levantamiento armado del EZLN el 1º de enero de 1994, la opción por la resolución política del mismo, llevó al gobierno a entablar el proceso de diálogo en el que participaron, además de esta organización, numerosos grupos y organizaciones sociales indígenas y no indígenas.Producto de este proceso fue el arribo a los Acuerdos firmados el 16 de febrero de 1994. Estos acuerdos demandaron en una primera mesa de negociación, un cambio en la relación social y política que condujera a la aceptación de un sujeto que había estado ausente de la política nacional: los indígenas de México.

La falta de cumplimiento de los acuerdos, ha orillado a las comunidades zapatistas a poner en práctica la autonomía en la construcción de nuevas formas de hacer política, en los Municipios Autónomos Zapatistas, y en las Justas de Buen Gobierno.

La ingobernabilidad a la que conduce la organización de numerosa población en los Municipios Autónomos, se reclama en rebeldía en contra de una institucionalidad que lejos de respetar sus demandas y acuerdos conjuntos, les ignora y construye poderes paralelos, autonomías paralelas, elecciones y decisiones paralelas, poniendo en práctica una guerra de baja intensidad que ha ocasionado polarización de divisiones en los pueblos de la región y zona de los Altos de Chiapas.

Los científicos sociales no podemos quedar al margen de la reflexión que se construye en torno a que los pueblos en resistencia entienden como “autonomía”, que se constituye en prácticas que pueden abarcar desde los terrenos económicos, sociales, culturales, culminando con el político.

Paralelamente a la construcción de experiencias de autonomía, entran en juego numerosas reflexiones sobre la pluriculturalidad que implica el reconocimiento de la diversidad étnica y cultural de los hombres y mujeres que asumen posiciones, conductas y prácticas cercanas al reconocimiento de las diferencias a partir de una cultura del respeto, o la intolerancia política e incluso religiosa que conlleva a fundamentalismos que se constituyen en caldos de cultivo de conflictos sociales entre los propios pueblos indígenas. La pluricutluralidad se asume como una esencia del reclamo del nosotros(as), en la construcción primero de una antropología del nosotros(as), que asuma las diversidades de todo tipo y por el otro, una ciencia política del nosotros(as) que nos llame a un compromiso colectivo ante las políticas nacionales.

Integrantes del Cuerpo Académico “Autonomía, pluriculturalidad, política y antropología del nosotros(as)”, de las carreras de Antropología y Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas, hemos planteado aprender de los procesos de autonomía, autogestión y pluriculturalidad, a partir de la construcción de reflexiones teórico-prácticas que arriben a vivencias y planteamientos proposititos que discutan acerca de los conceptos de territorialidad y producción autogestiva a partir de los campos en donde se desarrolle..

Se plantea la construcción de una antropoogía del nosotros(as). Se reconoce el aporte de los pueblos indígenas a la democratización de la política nacional, tendiendo a incluirnos a hombres y mujeres indígenas y no indígenas en la búsqueda de una sociedad más congruente con la soberanía política y alimentaria, en donde la democracia directa y participativa, tengan predominio sobre la toma de decisiones.

Las propuestas prácticas y académicas a partir de modelos autogestivos pueden alimentar procesos que se construyen y que indudablemente demandan visos de solución política ante las condiciones de una globalización neoliberal que privilegia la acumulación y la militarización ante el desarrollo social.

La Universidad puede ser uno de los espacios mediante los que se generen diálogos internos y externos, que permitan saltar a mostrar salidas políticas que se sumen a las diversas respuestas que se plantean ante los fenómenos de nuestro entorno social. En este sentido comprendemos las demandas indígenasque ya han sido reconocidas de parte del gobierno mexicano,reconocemos también los convenios firmados con la Organización Internacional del Trabajo. Esta propuesta de trabajo avanzaría entonces en diversos caminos de reflexión y planteamientos propositivos.

El Objetivo del Taller es explicarnos ¿Qué entendemos por el derecho a la autonomía indígena? ¿Qué aportes podemos recuperar sobre el ejercicio de la autonomía y la autogestión?

OBJETIVOS.-

  1. Elaborar diálogos prospectivos que analicen qué se entiende por autonomía y autodeterminación.
  2. Desarrollar una experiencia de trabajo colectivo autogestivo, que tienda a visualizar de formar una cooperativa que vincule a la Universidad con su entorno.
  3. Reflexionar en torno a los aportes indígenas a la democratización del país.
  4. Explicar las diferencias entre las condiciones de la autogestión y la autonomía, en las experiencias analizadas.
  5. Desarrollar propuestas deconstrucción teórica hacia una antropología del nosotros(as).
  6. Analizar las condiciones bajo las que se construye una Ciencia Política del nostros(as) en el marco de nuestro entorno social.

HIPÓTESIS.-

  1. El diálogo constituye un medio de investigación participativa fundamental ante el resquebrajamiento de la vida política en el país.
  2. Una experiencia cooperativa autogestiva puede constituirse en un enlace entre la Universidad y su entorno rural y urbano.
  3. La democracia participativa y directa se construye en la cotidianidad en los espacios en los que nos encontramos indígenas y no indígenas en la región y en el país.
  4. La autonomía puede tener un impacto positivo en la construcción de nuestra democracia..
      • Universitaria.
      • Territorial.
      • Local.
      • Regional.
      • Nacional

El objeto de este eje es reconocer los aportes de los universitarios para construir la democratización pluricultural de los espacios académicos, socio-culturales y regionales. Para abarcar los diferentes espacios en donde nos encontramos, pensamos trabajar en el contexto universitario, una via pluri y multicultural y pluriétnica, que se reconozca en los marcos de la academia y de la reconstrucción de los Planes y Programas de Estudio.Un modelo Curricular Pluricultural, permite el reconocimiento explícito de las minorías étnicas (tsotsiles, tseltales, tojolabales, choles, etc.) que merecen ser tomados en cuenta en cuanto a la cosmovisión desde la que se analizan las temáticas abordadas en los cursos que se imparten en las diferentes carreras de Economía, Sociología, Historia y Antropología Social.Se considera necesario dar un espacio para la discusión de las problemáticas de las Ciencias Sociales bajo las perspectivas de estudiantes descendientes directos de los pueblos mayas.

Esto implica también establecer diálogos que consensen nuestras acciones en los terrenos académicos- organizativos y de enlaces de la Universidad con nuestro entorno

  1. Contribuir con una visión de reconocimiento de las necesidades de supervivencia, a partir de la experiencia autogestiva de la producción de hongos comestibles.
  2. Analizar las condiciones de autonomía, autogestión y pluriculturalidad en las experiencias observadas en el taller.
  3. Discutir acerca de la construcción de una Ciencia Política desde el Nosotros(as), en el rescate de la soberanía económica, social, política y cultural de indígenas y no indígenas de México, en la inserción en procesos de democratización mayores, nos plantea la comprensión de los fenómenos sociales que impactan en el estado y en la nación.
  4. La autonomía pluricultural no plantea separatismo ni segregación. Señala un auto-reconocimiento de los diferentes pueblos y sus diferentes lenguas y cosmovisiones, bajo una relación de respeto.
  5. La Antropología del Nostros(as) implica el rescate incluyente de los derechos colectivos de: género, clase, étnia, nación.

Bajo este eje, interesa estudiar las intenciones culturales entre mestizos e indígenas, haciendo énfasis en las coincidencias que nos permitan establecer diálogos, debates y propuestas conjuntas de trabajo, producción, política y cultura. En oposición a la Antropología Colonialista imperialista que trataban de conocer a los pueblos aborígenes para conquistarlos y controlarlos, la Antropología del nosotros(as), plantea una Antropología que supere la opresión y recupere aportes y visiones pluriculturales hacia la construcción de experiencias conjuntas en los terrenos económico y político.
La intención de la Antropología del Nosotros(as) implica matizar las diferencias entre el individualismo y la construcción de colectividades de reflexión a través del diálogo permanente que trata de construir teoría, participando en experiencias, haciendo prácticas de investigación participativa.

METODOS Y TÉCNICAS. –
Sociológicos, dialécticos, etnográficos, multitécnicas de investigación participativa y construcción de reflexiones teórico-académicas.